Escape Room Opiniones

Can Farigola (Virus Room Escape)

17 agosto 2020

author:

Can Farigola (Virus Room Escape)

Historia

Los propietarios de una pequeña tienda de pueblo, hace más de 2 años que no reciben el pago del alquiler por parte de los inquilinos. La empresa responsable es uno laboratorio de renombre, que justifica su impago declarando estar a la espera del lanzamiento de un nuevo fármaco. Pero ellos, cansados de esperar, han probado la vía legal sin resultados. Ahora han optado por un método más rápido y eficaz: contratar a un grupo especializado para infiltrarse y ¡delatar a los inquilinos!

Opinión personal

La entrada está algo oculta, así que es fácil que te la pases. Una vez llamas al tiemble comienza la inmersión. El Sr. Farigola es un ser entrañable, soñador y “alegre”; con una tiendita de lo más encantadora y mimada.

La inmersión comienza nada más cruzar la puerta. Yo me quedé con la boca abierta cuando ví toda la decoración y ambientación del pequeño comercio, todo cuidado al detalle, nada desentona (y nada sobra).

Las pruebas están muy bien hiladas y son de dificultad muy variada. Te encuentras mecanismos clásicos y tecnológios casados a la perfección. Es una sala bastante lineal, pero muy dinámica.

La dificultad es media (para ser dos personas nos costó un poco aquel día, eso sí). Hay que recalcar que no es una sala de miedo, pero sí tensión y con algún sobresalto (pero muy bajo).

El final del juego es frenético, de los que todo masoca disfrutará muy bien. Se agradece mucho que una sala de estas características no sea lineal y te dé un extra de presión.

Albert, nuestro Game Master, fue muy atento y un encanto de principio a fin: atento, hablador, simpático, paciente… ¡La post-charla se me hizo corta pero dio para mucho! ¡Sala 100% recomendada si aún no la has hecho!

Dato curioso

Esta sala la tenía fichada hace tiempo, pero nunca había querido tener expectativas muy altas. ¡Y qué gran sorpresa! Las pruebas, inmersión, decoración, Game Master… todo me enamoró y la recomiendo muy a menudo a todo el que me pregunta. Mi trasero aún se acuerda del Sr. Giró pero, ¡qué bien me lo pasé!

Deja un comentario

Valoración*

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *